Follow us on Instagram!
About Me

Ana, viajera y turista, las dos cosas a la vez. Amo estar de viaje, pero también disfruto estar de regreso a mi casa.Planificar un viaje me seduce, me gusta mucho arriesgarme a cosas nuevas. 

 

Read More

 

Join My Mailing List

© 2023 by Going Places. Proudly created with Wix.com

  • White Facebook Icon

Guanacaste

GUANACASTE

Guanacaste es una provincia al oeste del país sobre la costa pacifica. Tiene lindas playas, y playas con olas para surfear que son consideradas de las mejores del mundo.

Las opciones de alojamiento van desde hostels hasta el exclusivo Four Seasons Eco Luxury  Resort en Península Papagayo.

Nosotros alquilamos una casa a través de Airbnb. Creo que fue la clave del éxito de nuestro viaje. La casa fue fantástica. Totalmente equipada, el dueño siempre pendiente de todo, con servicio de limpieza incluído, y ubicada en una montaña con vista al mar. Un paraíso solo para nosotros!

Las playas en Guanacaste sin duda son populares, para ‘ticos’ y extranjeros por igual. Están literalmente llenas.
Fuimos a Playa Flamingo, explotando de gente comiendo en la playa, cada grupo con su propia música…no es mi tipo de lugar pero tiene su swing. En la playa alquilaban una bicis de rueda ancha para pasear por la arena. Se veía divertido. Por la posición de la playa, el atardecer ahí fue espectacular.
Playa Conchal, Brasilito. Aquí fue donde alquilamos los caballos y dimos ese paseo único al borde del mar y luego adentrándonos en la selva un poco. Estaba más sola la playa, quizás por la hora.
Playa Tamarindo. A mi me fascinó el ambiente de la intransitable calle principal una vez que logramos estacionar la camioneta. Llena de tienditas y lugares de comer o para tomarse algo. La playa es kilométrica. Hay algunas olas para surfear y muchos lugares para alquilar el equipo y tomar clases si eres principiante.
A un extremo de la playa hay un estuario del río que baja del Parque Las Baulas. Allí unos botes ofrecen paseos para ver la fauna silvestre que incluye monos, aves y cocodrilos… que  según nos dijeron, cuando llueve y se remueven las aguas salen al mar y se mezclan con surfistas.

Aquí en estas playas todos los precios los dan en dólares, y si pagas en colones, a veces te dan el vuelto en dólares. Se dirigen a la gente en inglés y por supuesto aprovechando la gran masa de turistas, inflan los precios de todo.

DONDE COMER

Si no quieres gastar mucho, recomiendo preguntar por unos lugares que se llamas “sodas”. Esto son pequeños restaurantes, que se distancian en precio con los “mejores” que sin duda están dirigidos al turismo norteamericano. Es conveniente tener “colones” la moneda oficial.
Encontrarás muchas opciones pero a precios dolarizados. Fuimos a Angelina’s y a Coco Loco en Playa Flamingo. Los dos muy buenos. El primero más formal, pero al aire libre en un pequeño centro gastronómico a la entrada de la playa. El segundo muy casual porque está sobre la arena, pero muy rico.
En Playa Tamarindo hay infinidad de opciones, comimos en Wabi Sabi un lugar sencillo, pero con sushi super fresco y variado,  y sobre la playa en Latitude Blue con buenísima música y ambiente, en Be Tropical Beach Club, algo mas tranquilo y sin música, pero ese día lleno de monos que caminaban entre los arboles encima nuestro. La verdad muy, muy entretenido.


LA SELVA TROPICAL


Costa Rica tiene más 60 parques nacionales que son refugio de vida silvestre. Ahí no solo se visita la selva tropical sino que tiene algunos de los lugares más emocionantes para hacer canopy y tambien white water rafting. Sin duda el lugar más recomendado para hacer rafting es el del río Pascuare.
Porqué no fuimos? Por variadas razones: porque aún cuando es un país pequeño, las distancias entre los lugares son largas, y algunas carreteras no están en muy buen estado.  Porque las actividades no están todas concentradas en un solo lugar, así que hay que irse moviendo de un lado a otro. Es caro. Canopy, Rafting, Quads…todo ronda los US$ 80 por persona. Eso si, pasar por Costa Rica y no darse una vuelta por la selva es un pecado, así que decidimos ir!! Y realmente merece toda la fama!! Es espectacular!!! Solo mirar lo denso, sentir la humedad, y por supuesto entrar en contacto con la vegetación te deja sin palabras.
El volcán Arenal no es fácil verlo despejado, pero al menos fuimos y vimos…bueno, vimos la base. También fuimos a las Aguas Termales de Tabacon que provienen del volcán. Es sorprendente el caudal de agua que cae, y es fascinante sentir lo hirviendo que está. Puedes alojarte ahí y disfrutar de baños termales. Yo personalmente, pasaria solo el día, me pareció que toda la zona de La Fortuna de San Carlos está colapsada de turismo y no logro resolver la ecuación: Turismo en masa con actividades en la Naturaleza.
Pero regresar por la ruta de la selva tropical fue espectacular y valió totalmente la pena. Disfruté cada minuto de la ruta!!


PURA VIDA!!!