Follow us on Instagram!
About Me

Ana, viajera y turista, las dos cosas a la vez. Amo estar de viaje, pero también disfruto estar de regreso a mi casa.Planificar un viaje me seduce, me gusta mucho arriesgarme a cosas nuevas. 

 

Read More

 

Join My Mailing List

© 2023 by Going Places. Proudly created with Wix.com

  • White Facebook Icon

Choroní

170 kilómetros separan a Caracas, la capital de Venezuela de Choroní en el Estado Argaua. Lo mejor que tiene este lugar es lo aislado que está. Una sensación de aventura no tan fácil de encontrar tan cerca de la ciudad. Antes de que el General Gómez construyera la carretera que une Maracay con este paraíso, la única forma de acceder al pueblo desde su fundación en 1616 fue en bote desde los puertos cercanos.  
Sin duda algún atractivo tuvo siempre cuando sabemos que Simón Bolivar eligió el pueblo para reunirse con sus generales a principios del siglo XIX. Desde ese época los mantuanos tenían allí sus haciendas cafeteras y de cacao cuyos productos después exportaban hacia Caracas y otros lugares. Lo importante de todo es que esta costumbre, estas plantas y deseo de cultivarlas perduró en el tiempo, y hoy en día, el cacao de Choroní al igual que el del cercano pueblo de  Chuao, tienen fama mundial.

 

 

COMO LLEGAR
Se puede llegar por mar. De hecho algunas posadas te organizan el traslado desde la Guaira, pero la forma más usual es hacerlo manejando.

Conduces por la Autopista Regional del Centro hasta la salida a Maracay y de ahí por la Avenida las Delicias hasta llegar a la carretera que atraviesa el Parque Henri Pittier hasta llegar a tu destino.

Nosotros almorzamos antes de arrancar la subida al parque, más que todo para dividir el viaje en dos partes. Comimos en Don Antonio

El Parque Henri Pittier ya es un viaje en todo el sentido de la palabra. Es un bosque montañoso tropical de una densidad poco usual. Espectacular!! Llegas a la cima, y te detienes un momento para ver la ciudad de Maracay al fondo, y luego comienzas a bajar hacia la costa y la vegetación va cambiando hasta llegar a las playas. Es el edén de un botanista. Hay muchas especies endémicas al parque y mas de quinientos tipos de aves.

La carretera es difícil, sinuosa, y en partes solo cabe un vehículo. El “chofer designado” tiene que ser valiente, mega buen conductor, relajado,  para que así el paseo que es de 1 hora más o menos, sea un verdadero disfrute y no llegar al destino destruido por el stress.

 

DONDE DORMIR

Hay muchísimas posadas para pasar la noche. Unas más básicas y otras con todos los lujos.
Club Cotoperix tiene años ahi en la calle principal y muy cerca el Hostal Casa Grande. Hay muchas casonas que fueron transformadas en pequeños hotelitos.

Yo visité dos. Bequevé y Cacaoní Lodge. Muy cerca la una de la otra, y en el medio de estas,  Los Ranchos de Chano con unos jardines muy bellos, pero mas modesta y sin servicios de comida.
Estás posadas tiene aire acondicionado en los cuartos, tienen restaurant y están llenas de detalles. Creo que son el “top end” de los lugares donde quedarse en Choroní. Para llegarles solo preguntas donde queda la estación de servicio y es entrando por la callecita de tierra que está justo enfrente.

Cacaoní Lodge

Es una “estancia” de 14 suites remodelada por el arquitecto Totón Sánchez con un estilo de vanguardia pero a la misma vez muy bien adaptado al ambiente de la costa. Todos los cuartos tienen terraza privada y las duchas son exteriores. Están decorados con esa elegancia de lineas limpias y simples.
Los espacios sociales están perfectamente diseñados para que todos los cuartos tengan acceso directo a ellos.
Los desayunos son riquísimos y variados. La cena es preparada especialmente por el chef usando ingredientes locales y dándole su toque de autor.
Su fuerte está en el servicio de primera que ofrece. El personal es realmente muy atento.
Tiene un Spa con una variedad de tratamientos que además llevan a la playa el día del paseo.
La única crítica real que pudiera encontrarle es la falta de algunas mesitas, y platos y cubiertos para el almuerzo en la playa, porque después de malacostumbrarnos a tantos detalles en la posada, uno no espera menos en la playa.

Su plan de fin de semana incluye todos los desayunos y cenas además de un paseo en bote con almuerzo incluido a una playa.
La tarifa que ofrecen equivale a US$ 245 para dos personas por el fin de semana.
Tienen además paseos en bote a Chuao y a una playaen una bahía más tranquila para hacer snorkeling y paddle board. Se pueden organizar antes de viajar o al llegar a la posada.

 

 

Bequevé

Bequevé queda un poco más allá de Cacaoní Lodge, tienen el mismo concepto de apuntar al turista que le gusta lo bueno, y lo logran. La casa principal es de estilo colonial. Tiene 7 habitaciones. Dos de las cuales están propiamente en la casona y las otras en un anexo que fue construído después. Personalmente llegaría a las de la casa. Tienen un ambiente colonial increíble y aunque están heladas por el aire acondicionado, logran transportarte a otras épocas. La galería que está a la salida de esos dos únicos cuartos es lindísima.
Los espacios comunes son muy acogedores.

Ofrecen desayuno y cena incluidos en su tarifa de US$ 220 por pareja por fin de semana, pero no tienen incluído el paseo a la playa. Ellos te ponen directamente en contacto con los operadores locales para que lo organización a tu medida.

 

 

DONDE COMER

Mi posada tenía las comidas incluidas pero paseando por el pueblo vi varios lugares donde comer. Hambre no se pasa y la dieta generalmente consiste en pescado fresco (fresco de verdad!!) con sus acompañantes.

 

QUE HACER

Si vas un solo fin de semana, lo normal es pasear por Choroní la tarde que llegas y reservar el día siguiente para salir en bote. En Cacaoní Lodge te organizan los paseos, pero también hay compañías locales que lo hacen por ti.
Lo más simple es que vayas hasta Puerto Colombia que es desde donde salen todos los botes y arregles para que te lleven a una playa.

Si no quieres salir de tierra firme, no te irá nada mal en la magnifica Playa Grande. Es una inmensidad de playa rodeada de montañas y un ambiente relajado típico de las costas venezolanas.
Tiene fama de ser LGBT friendly y la verdad es que el pueblo es de gente muy abierta y amistosa donde todo el mundo es bienvenido.

También puedes bañarte en el río que baja de la montaña y atraviesa Choroní. En algunas épocas del año se forman pozos con cascaditas y toboganes de agua.

Paseos en bote

Uricao es hacia occidente. Como a media hora de distancia. Es una playa paradisiaca, pero solo eso. Para pasar el dia de relax total!!! Si tomas una visita pre organizada te encontrarás con un bar improvisado de bebidas locales o lo que lleves y luego te preparan un almuerzo con pescado frito, tostones y ensalada. El postre llévalo tú.  La atención es impecable!!

Chuao es a la misma distancia pero en dirección oeste. al llegar a la orilla te toma como media hora caminando hasta llegar al pueblo. Creo que esta visita vale totalmente la pena.

Cuyagua tiene fama de ser un paraíso los surfistas. Queda un poco más allá de Uricao.

Cepe también es una playa lindisima.